Cremas solares: ¿realmente nos protegen?

¡Si tienes pensado ir a la playa este fin de semana, no te olvides de coger la crema solar! Sin embargo… ¿sabías que 14.000 toneladas de crema solar llegan a las barreras de coral cada año, blanqueándolas, ralentizando su crecimiento y haciéndolas más vulnerables a los efectos del cambio climático?

Los efectos del blanqueamiento del coral. Fuente: Vox

La mayoría de los protectores solares están hechos de productos químicos que actúan como filtros de los rayos UVA. Estos productos de origen sintético, se obtienen principalmente de derivados del petróleo. Este tipo de cremas solares se denominan cremas químicas, y representan un peligro alarmante para el medio ambiente, debido al impacto en las barreras de coral y la necesidad de extraer petróleo para fabricarlos. Este tipo de cremas solares, que absorben la radiación ultravioleta como si fueran esponjas, pueden ser también peligrosas para la salud de las personas, ya que se ha demostrado que los componentes químicos que las forman son disruptores hormonales que se pueden filtrar a través de la piel humana y animal hacia otros tejidos corporales.

Estos componentes químicos son el Oxybenzone, el octinoxate, el octocrylene, el octisalate, el avobenzone y el homosalate, y pueden afectar a la cantidad de esperma de los hombres o contribuir al desarrollo de una dolorosa endometriosis en las mujeres. Estas moléculas se pueden identificar fácilmente nos los protectores solares ofrecidos por las principales marcas del mercado, tales como Nivea, Garnier (Delial) o Loreal.

Los principales productores de protectores solares, como Loreal, incorporan hasta un 20% de elementos químicos peligrosos en sus productos

Una alternativa a las cremas químicas son las llamadas cremas minerales. Las cremas minerales, en vez de absorberla, reflejan la radiación solar mediante el uso de partículas de dióxido de titanio o dióxido de zinc. Al no estar hechas de productos sintéticos, las protecciones solares de origen mineral no representan una amenaza ni para los corales ni para la fauna marina en general.

Sin embargo, no todo lo que brilla es oro, ya que el uso de partículas de origen mineral como el titanio o el zinc pueden ser potencialmente peligrosas para los humanos. Varios estudios han concluido que las nanopartículas (inferiores a 35 nanómetros) de titanio y de zinc pueden introducirse en el riego sanguíneo, causando reacciones alérgicas. De todos modos, los productores de protectores solares no revelan el tamaño de las partículas que utilizan en sus productos (no están obligados a hacerlo), por lo que no es posible saber si una crema solar mineral en cuestión tendrá efectos adversos.

Por último, los protectores solares de origen mineral presentan la ventaja de ser efectivas inmediatamente después de su aplicación, mientras que los protectores solares químicos deben ser aplicados sobre la piel al menos 15 minutos antes de la exposición solar.

Empresas como Freshly, Alga Maris (Laboratoires Biarritz), Drasanvi, Lush o Acorelle ofrecen protectores solares minerales certificados con la etiqueta ECOCERT. En España, podéis encontrar estos productos en sitios web como Planeta Huerto o NutriTienda. ¡Busca esta etiqueta si quieres pasar un verano más sostenible!

Productores alternativos de protección solar, como Freshly, utilizan óxidos de zinc y de titanio en sus productos, además de otros elementos 100% naturales

¡Este es el final de nuestro noveno post semanal! ¡Esperamos que os haya gustado! ¡No dudéis en seguirnos en el resto de redes sociales, tales como Instagram o Facebook, si queréis estar al día de nuestra actividad! ¡Nos vemos!

Encontrarás más información sobre este tema aquí:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *