Fridays for Future y el crecimiento de las “huelgas por el clima” en todo el mundo: una mirada a los orígenes del movimiento, su impacto y su futuro (II/II)

Ésta es la continuación de un artículo de dos partes sobre el movimiento Fridays for Future. Para leer la primera parte, sobre los orígenes y la expansión del movimiento, diríjase aquí.

La gran huelga del 15 de Marzo

La expansión y crecimiento de Fridays for Future durante el otoño de 2018 y comienzos de 2019 culminaron en la Huelga Global por el Clima del 15 de marzo, que actualmente es la huelga ambiental más grande en la historia de la humanidad y una de las acciones ambientales más grandes de la historia. Más de 2,000 protestas tuvieron lugar en más de 125 países, con un total de 1.4 millones de participantes. Los huelguistas también se reunieron en manifestaciones masivas en todo el mundo para hacer oír sus voces.

Durante las semanas previas a la huelga global, hubo una intensa anticipación hacia el gran día. Las divisiones de Fridays for Future alrededor del mundo publicitaron incesantemente el evento, y varios medios de comunicación lo recogieron y escribieron al respecto. El 1 de marzo de 2019, 150 estudiantes del grupo de coordinación global del movimiento joven, incluida Greta Thunberg, enviaron una carta abierta a The Guardian (el periódico británico) en la que expresaron lo siguiente:

Nosotros, los jóvenes, estamos profundamente preocupados por nuestro futuro. […] Somos el futuro sin voz de la humanidad. Ya no aceptaremos esta injusticia. […] Finalmente debemos tratar la crisis climática como una crisis. Es la mayor amenaza en la historia de la humanidad y no aceptaremos la inacción de los líderes mundiales que amenaza a toda nuestra civilización. […] El cambio climático ya está ocurriendo. Gente ha muerto, está muriendo y morirá por eso, pero podemos y detendremos esta locura. […] Unidos nos manifestaremos hasta que veamos justicia climática. Exigimos que líderes mundiales asuman la responsabilidad y resuelvan esta crisis. Nos habéis fallado en el pasado. Si nos seguís fallando en el futuro, nosotros, los jóvenes, haremos que el cambio suceda por nosotros mismos. La juventud de este mundo ha comenzado a moverse y no volveremos a descansar.

Las manifestaciones que acompañaron a la huelga el 15 de marzo se llevaron a cabo pacíficamente a lo largo del día, en diferentes momentos según la localización. Contrariamente a las otras huelgas y manifestaciones que habían tenido lugar antes, en las que aproximadamente el 75% de los participantes habían sido estudiantes escolares, las manifestaciones del 15 de marzo vieron una mayor presencia de estudiantes universitarios e incluso de no estudiantes.

Manifestaciones de Fridays for Future en Madrid y Barcelona, respectivamente. (Fotos de: Carolina Temprano y Albert Luna).

¿Qué piden los estudiantes?

En general, las demandas de Fridays for Future en relación con las huelgas climáticas varían ligeramente de un lugar a otro, pero se enfocan principalmente en los siguientes puntos:

  • Que los gobiernos declaren una emergencia por el cambio climático y establezcan políticas hacia la descarbonización, la restauración de los hábitats amenazados y la eliminación de la injusticia ambiental.
  • Que los currículos escolares se reformen para abordar la crisis ecológica como una prioridad educativa.
  • Que los gobiernos comuniquen la severidad de la crisis ecológica y la necesidad de actuar ahora al público en general.
  • Que los gobiernos reconozcan que los jóvenes tienen el mayor interés en nuestro futuro, incorporando los puntos de vista de los jóvenes en la formulación de políticas y reduciendo la edad mínima para votar a 16 años.

De hecho, una característica importante del movimiento es el hecho de que está dirigido por jóvenes (a veces por debajo de la edad adulta) y está dirigido a la población estudiantil. Nunca había visto Europa un movimiento tan masivo y juvenil como este, y esta es una de las razones de su gran impacto entre la población adulta. La posición de «culpar a los padres» es controvertida y ha generado críticas negativas, pero al mismo tiempo ha logrado inspirar a los adultos a unirse a la causa. Un estudio estadounidense que analiza cómo la exposición de los niños de 10 a 14 años al activismo del cambio climático afecta las opiniones de sus padres concluyó lo siguiente: que los padres y los padres conservadores muestran el mayor cambio de actitud, mientras que las hijas son más efectivas que los hijos en cambiando los puntos de vista de sus padres.

La participación. El caso de España y Francia

El siguiente mapa muestra el número de personas que se declararon en huelga en todo el mundo el 15 de marzo de 2019. La difusión del movimiento es clara y muestra la internacionalidad de la causa.

En Europa, Alemania, Italia y Francia son los países con mayor participación, con 300.000, 230.000 y 200.000 huelguistas, respectivamente. Australia y Canadá, dos de los primeros promotores del movimiento fuera de Europa, tuvieron una participación de alrededor de 150,000 estudiantes cada uno.

Intensidad de la huelga del 15 de marzo en todo el mundo (Fuente: Wikipedia).

Es interesante observar el sorprendente bajo número de huelguistas tanto en Suecia, donde se originó el movimiento, como en España, un país con grandes manifestaciones y activismo social en general. El número de personas en huelga en estos dos países fue de 16,000 y 20,000, respectivamente. El caso sueco puede atribuirse en parte a la baja población del país, a pesar de que el porcentaje de ciudadanos que se declararon en huelga sigue siendo significativamente más bajo que en otros países. Pero el caso español es más complicado.

Los apenas 20,000 huelguistas en España palidecen en comparación con los 200,000 en Francia, por ejemplo. Es aún más sorprendente ver los números de la manifestación de la Marcha del Día de la Mujer que tuvo lugar el día 8, exactamente una semana antes: 350,000 y 200,000 personas se manifestaron ese día en Madrid y Barcelona, ​​respectivamente, mientras que la participación en París fue solamente en el rango de sólo unos pocos miles. Este intercambio de roles muestra cuánto varían los movimientos sociales de un país a otro en función de diferentes factores, como la política y la atención mediática.

Si bien Francia recientemente ha experimentado varios desarrollos clave en la discusión ambiental (lo más importante fue la dimisión del ministro de medio ambiente, Nicolas Hulot, después de afirmar que no pudo establecer políticas climáticas significativas en el gobierno de Macron; y la reacción negativa del público a los llamados «chalecos amarillos», un movimiento que mucha gente ve como «anti-verde»), mientras que España no ha experimentado ninguna gran crisis climática recientemente, ni en el ámbito político ni en el mediático. Esta podría ser una posible explicación de por qué la población en Francia está actualmente más comprometida con el medio ambiente que en España.

Al mismo tiempo, España ha sufrido recientemente una serie de casos muy públicos de violación y violencia de género que han concienciado a su población y han fortalecido el movimiento feminista en el país. Esto, junto con el resurgimiento de la extrema derecha y la reapertura de debates que creían ya zanjados, como la ley del aborto o la ley de violencia de género, explica por qué la participación en la marcha del Día de la Mujer fue mucho mayor en España que en otros países europeos como Francia.

No obstante, pueden existir muchas otras razones para estas diferencias, especialmente cuando se trata de la logística de las huelgas. Particularidades como la manera de anunciar la huelga o el sitio dónde tuvieron lugar las manifestaciones, por ejemplo, podrían tener algo que ver.

En general, esta comparación ilustra que la expansión de un movimiento social en un país depende de muchos factores diferentes, y es por eso que Fridays for Future no se ha arraigado de la misma manera en toda Europa.

Machas de Fridays for Future (15/05) y el Día de la Mujer (08/05) en París (Fuente: Propia).

El impacto alcanzado hasta ahora: reacciones y logros clave

La participación sin precedentes en las huelgas y manifestaciones del 15 de mayo fue sin duda un éxito rotundo. El movimiento ha puesto el tema del clima en la agenda política y ha «obligado a todos los partidos políticos a tomar una posición sobre el tema del clima», como lo expresa el político socialista belga Conner Rousseau. «Si el gobierno se toma en serio la posibilidad de ganarse a la próxima generación de votantes, entonces deben prestar atención a sus preocupaciones más urgentes», comenta el observador político del Reino Unido Richard Baker.

Pero, lo que es más importante, el compromiso masivo de los jóvenes ha provocado un debate internacional y ha obligado a no solo a los políticos, sino también a los maestros y padres, a reevaluar cómo tratamos el tema del clima. Ha hecho que diferentes personas en diferentes sectores y niveles de la sociedad comprendan que tenemos que mirar más allá de las soluciones inmediatas a corto plazo.

Pero, obviamente, no todas las reacciones al movimiento han sido positivas. Mientras que líderes mundiales como Angela Merkel y el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, han acogido con satisfacción las huelgas, otros han tratado de socavarlas o silenciarlas. Estas son las reacciones de algunos de los principales líderes nacionales europeos al movimiento Fridays for Future:

Citas de Angela Merkel, Emmanuel Macron, Pedro Sanchez y Theresa May sobre el movimiento Fridays for Future y concretamente la Huelga Global del 15 de marzo.

A pesar de algunas de las reacciones negativas o indiferencia de los políticos, un grupo de representantes de Fridays for Future de toda Europa lograron reunirse con varios líderes nacionales durante la Cumbre de la Unión Europea el 9 de mayo. Allí, les entregaron una carta abierta firmada por más de 16,000 huelguistas del clima europeos, exigiendo una acción climática directa. La carta se puede leer en su totalidad aquí.

La segunda Huelga Global del 24 de mayo y el futuro del movimiento

El 24 de mayo de 2019 tuvo lugar una segunda ola de huelgas climáticas mundiales. Cientos de miles de estudiantes salieron a las calles en 4,000 eventos alrededor de 150 países, en lo que era el segundo día de las elecciones de cuatro días en el Parlamento Europeo, con el objetivo de afectar los resultados. El número total exacto de participantes actualmente no está determinado, pero en países como Alemania, la participación aumentó en comparación al 15 de marzo (de 300,000 a 320,000, en el caso alemán). De hecho, los organizadores habían dicho que esperaban superar los 1.4 millones de la primera huelga mundial. Sin embargo, en la mayoría de los países se considera que la participación ha sido significativamente menor.

No obstante, los efectos de esa acción en particular (y el movimiento en general) pudieron sentirse en los resultados de las elecciones europeas. Las encuestas en Europa mostraron que el cambio climático era un tema importante para los votantes, y en Alemania era el tema más importante. En tres de las principales ciudades europeas (Bruselas, Berlín y Dublín), los partidos verdes obtuvieron el mayor número de votos en un aumento sin precedentes. Y, en general, en toda Europa, los partidos ecológicos ganaron más escaños que nunca. Hace apenas un par de años, las encuestas sugerían que los Verdes probablemente perderían alrededor de la mitad de sus asientos; en cambio, crecieron casi la mitad.

Distribución de los 69 asientos ganados por las partes de la Alianza Libre Verde y Europea, de un total de 751 asientos (Fuente: The Guardian).

Ahora, una nueva huelga global ha sido convocada para el 20 de septiembre de 2019, que se expandirá más allá de los estudiantes escolares y será seguida de una semana de acción global.

«Pedimos a los adultos que se unan a nosotros. Unámonos todos: vecinos, compañeros de trabajo, amigos, familiares, y salgamos a las calles para hacer oír nuestras voces y hacer de éste un punto de inflexión en nuestra historia. Debemos actuar. Éste no será el último día que tendremos que salir a la calle, pero será un nuevo comienzo. Contamos con todos vosotros«. – Greta Thunberg y 46 activistas juveniles.

Para no perderse nada sobre el movimiento global, incluida información sobre próximas huelgas, entrevistas, reuniones, campamentos climáticos, herramientas, consejos y fotos, suscríbase al boletín de noticias de Friday for Future aquí.

Referencias:

  • Climate strike: Why are students striking and will it have an impact? – 15th February 2019, Matt McGrath (UK), BBC.
  • Massive marches in Spain display the strength of the feminist movement – 9th March 2019, Jaime Villanueva (Madrid), El Pais.
  • Theresa May criticises pupils missing school to protest over climate change – 15th February 2019, Alan McGuinness (UK), Sky News.
  • Germany’s Angela Merkel backs student ‘Friday for Future’ climate protests – 2nd March 2019, DW (Germany).
  • Pedro Sánchez destaca la «solidaridad intergeneracional» ante la huelga estudiantil contra el cambio climático de mañana – 14th March 2019, Oscar Barroso (Madrid), EuropaPress.
  • A quiet revolution sweeps Europe as Greens become a political force – 2nd June 2019, Emma Graham-Harrison (UK), The Guardian.
  • Young people have led the climate strikes. Now we need adults to join us too – 23rd May, 2019, Greta Thunberg et al, The Guardian (UK).

Escrito por: Eloi Bigas (www.linkedin.com/in/eloibigas/)

Traducido del inglés.

Muchas gracias a Bénédicte G. de Women’s March Paris por compartir su perspectiva sobre los diferentes movimientos sociales en Francia y la diferencia que tienen con sus equivalentes en España. Y también a Albert Luna y Carolina Temprano por las fotografías!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *