Sostenibilidad en el sistema sanitario

Siendo los hospitales y demás centros sanitarios los lugares donde mejor se preserva la salud de los ciudadanos, sería lógico pensar que, en éstos, se trabajase tanto en el corto como en el largo plazo que el número de pacientes fuese progresivamente disminuyendo, es decir, para conseguir una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos, ¿no es así?

¿Y si os decimos que quizá hay un detalle que se está pasando por alto en una gran parte del sector? Por supuesto, la sostenibilidad. Y es que un hospital, de media en España, genera al año alrededor de 1 Tonelada de residuos por cada 150 ciudadanos.

El plástico es el residuo más común en los centros sanitarios ya que, por su alto aislamiento del contenido con el exterior, permite mantener unas condiciones óptimas de salubridad a un precio muy bajo y un peso muy ligero.

Esto no quiere decir, por supuesto, que no hay solución para este problema. Tal y como estamos describiendo en estos posts semanales, siempre se puede ser más sostenible. Es por ello que muchos hospitales en España ya han empezado campañas para reducir su impacto en el medio ambiente de muchas maneras distintas, como, por ejemplo:

  •         Desarrollar sus propios planes de acción ambiental.
  •         Desarrollar buenas prácticas y acreditarse con las certificaciones EMAS e ISO 14001.
  •         Desarrollar programas internos de minimización y gestión de residuos.
  •         Desarrollar protocolos de utilización eficiente de la energía.
  •         Adquirir alimentos de proximidad y ecológicos.
  •         Implementación de tecnologías energéticas renovables para cubrir uno de los consumos mas significativos de los centros, el agua caliente sanitaria.
  •         Implementación de sistemas de reutilización del agua de lluvia.

Y ahora que hemos empezado a hablar un poco de energía… ¿sabíais que los hospitales tienen sistemas de generación eléctrica propios por si se produce algún corte en el suministro de electricidad? Bueno pues estos sistemas han sido tradicionalmente turbinas de gas o motores diésel, pero cada vez más, los hospitales van cambiando estos sistemas no respetuosos con el medio ambiente por otras soluciones, que desarrollen el mismo papel, pero con menos efecto negativo sobre el planeta, como por ejemplo grandes pilas de combustible de hidrógeno. Si éste hidrógeno se genera a partir de fuentes renovables, no hay emisiones directas de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

Aprovechando este post, os comentamos que el 31 de mayo empieza la semana por el desarrollo sostenible y que como veis, la sostenibilidad se puede practicar desde cualquier posición del sistema, no hace falta ser político, ambientólogo, etc… En estos posts semanales os vamos dejando ideas y puntos de vista sobre los que pensar y desarrollar para ir mejorando todos juntos el planeta en el que vivimos.

Por último, deciros que, por motivo de esta semana del desarrollo sostenible, muchas ciudades tienen programas especiales para estas fechas de actividades realmente interesantes, así que os invitamos a visitar las redes sociales de vuestros ayuntamientos y uniros a las actividades que os parezcan más interesantes.

¡Un saludo y hasta la semana que viene!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *