Calentamiento global – ¿Mito o realidad?

Dentro de la comunidad científica, hay un gran consenso con respecto a la existencia de un proceso de calentamiento global, cuyas consecuencias serían devastadoras si no se toman medidas para frenarlo. Sin embargo, mucha gente (desde ciudadanos normales hasta el mismo presidente de los Estados Unidos) niega el cambio climático. Por lo tanto, en este primer Post Semanal, intentaremos desmontar los argumentos de aquellos que niegan el cambio climático respondiendo algunas preguntas, como por ejemplo: ¿Qué es el cambio climático? ¿Cómo sabemos que existe? Y finalmente, ¿por qué algunas personas niegan el problema?

Entonces, ¿qué es el cambio climático?

Primero, comencemos por explicar las principales diferencias entre “tiempo” (atmosférico) y “clima”.

  • El “tiempo” representa el estado de la atmósfera en el “día a día”. Como todos sabemos, el tiempo puede cambiar muy rápidamente y su pronóstico no siempre es preciso, incluso para los próximos días.
  • Por otra parte, el “clima”, es el tiempo de un lugar concreto, de una región o incluso de todo el mundo, promediado durante un largo período de tiempo. A diferencia del tiempo, el clima suele ser muy estable a lo largo de los años.

Por lo tanto, el cambio climático puede definirse como un cambio a largo plazo en cómo el tiempo atmosférico se comporta en promedio. El cambio climático que estamos experimentando hoy en día se manifiesta principalmente como:

  • Un aumento en la temperatura media global.
  • Un aumento en la cantidad y la gravedad de los fenómenos climáticos extremos (por ejemplo, olas de calor, huracanes, etc.).

¿Cómo sabemos que el cambio climático es real?

Hay una serie de gases, que conocemos como gases de efecto invernadero, que absorben el calor emitido por la superficie de la Tierra y lo vuelven a emitir de nuevo a la superficie terrestre. Este efecto, conocido como efecto invernadero, hace que la superficie de la Tierra se caliente más de lo que lo haría sin este efecto invernadero. El mecanismo de interacción entre la radiación térmica y las moléculas de los gases de efecto invernadero se conoce perfectamente dentro de la comunidad científica.

Este efecto invernadero se produce naturalmente en la Tierra y en otros planetas, y es esencial para que el planeta sea habitable. Sin el efecto invernadero, la temperatura media de la superficie terrestre sería de -18ºC, en lugar de +15ºC.

Sin embargo, debido a la acción humana, la concentración de gases de efecto invernadero está aumentando a niveles muy peligrosos, que no se había alcanzado durante los últimos cientos de miles de años. Este incremento del efecto invernadero es lo que realmente nos preocupa. De hecho, podemos ver en el gráfico de debajo la evolución de las concentración de dióxido de carbono (el gas de efecto invernadero que más contribuye al calentamiento global) y las temperaturas medias globales durante el último siglo. La correlación es clara, a mayor concentración de gases de efecto invernadero, mayor incremento en la temperatura media de la Tierra.

Las concentraciones de dióxido de carbono y el incremento de la temperatura terrestre se correlacionan.

Entonces, ¿por qué tanta gente lo niega?

Algunas personas, especialmente en posiciones de poder, niegan el cambio climático por intereses económicos; no pueden decir que están muy preocupados por el cambio climático y seguir quemando combustibles fósiles (lo cual es la principal causa del cambio climático). Estas personas en posiciones de poder, y con mucha influencia, pueden hacer que muchas otras personas crean que el cambio climático es falso.

Algunos de los argumentos que dan (y nuestras respuestas a ellos) son:

  • «Mi primo, que es catedrático, dice que no puede predecir cuál será el tiempo mañana en Sevilla. ¿Cómo alguien puede saber el tiempo que hará dentro de 300 años?”. Sí, por supuesto, no podemos pronosticar el tiempo que hará dentro de varios siglos. Sin embargo, sabiendo cómo ha evolucionado el clima en el pasado, podemos elaborar modelos para predecir cómo evolucionará el clima en el futuro con cierta confianza. En este argumento podemos ver cómo se están mezclando los conceptos de «tiempo» y «clima» para contarle una historia falsa a la audiencia.
  • «¿Cómo puede alguien decir que hay un calentamiento global con esta ola de frío extremo que estamos sufriendo?«. Una vez más, se están confundiendo «tiempo» y «clima». Tener una fuerte ola de frío en invierno no es una prueba de que el cambio climático no existe. Y siguiendo el mismo razonamiento, tener un febrero sorprendentemente cálido no es una prueba de que el cambio climático exista. La única información que debe usarse como prueba del cambio climático son los cambios a largo plazo en los patrones climáticos, no un fenómeno aislado.
  • “No hay consenso sobre el cambio climático”. El 97% de los científicos especializados en climatología coinciden en que es el ser humano quién está causando el calentamiento global. Es cierto que las incertidumbres asociadas al cambio climático son grandes y que hay muchos procesos y ciclos que no comprendemos completamente. Podría ocurrir que, al final, los efectos del cambio climático acaben siendo más leves que lo que esperábamos. Pero también podría pasar que sean incluso más severos de lo esperado.

En cualquier caso, las consecuencias «más probables» del cambio climático son suficientemente graves, como para que no corramos riesgos innecesarios y empecemos a tomar medidas  para reducir drásticamente nuestras emisiones urgentemente. El calentamiento global ya está aquí, pero la buena noticia es que tenemos las herramientas para frenarlo antes de que sea demasiado tarde.

¡Hasta aquí nuestro artículo para hoy! Esperamos vuestras preguntas y reacciones en la sección de comentarios. La próxima semana, nuestro artículo tratará sobre el empaque y su impacto en el medio ambiente. Nos vemos el próximo jueves 🙂

Autor: David Córcoles Fernández – Especialidad: Acceso a la energía y transición energética

 

2 comentarios en “Calentamiento global – ¿Mito o realidad?

  • Enhorabuena buena por el artículo , todo lo que se diga desde la investigación al respecto es poco . Como bien explicas es evidente que hay que parar en todo lo posible la emisión de gases comenzando por cada uno de nosotros en nuestro día a día y desde luego presionando a los políticos y a las empresas en esa dirección

    • Muchas gracias por tu comentario, Alfredo. Sí, tenemos que poner todos nuestro granito de arena día a día para consumir de manera más responsable, y como bien dices, que exigir a los políticos que tomen medidas exigentes contra el calentamiento global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *