Nuestro primer workshop

Lo que comenzó como una pequeña idea en enero, se ha convertido en una realidad: Sustainability by Education, una asociación con el objetivo de juntar profesionales con las futuras generaciones, con el fin de dar a conocer el concepto de sostenibilidad. Durante los últimos meses, un grupo de estudiantes de InnoEnergy ha estado trabajando en la elaboración de un taller interactivo y dinámico para niños y niñas de entre 9 y 13 años. Dejando de lado toda aquella información que se puede encontrar online, Júlia Bayascas CaserasEsteban Pastor CalatayudSebastián ZaeraDavid CorcolesNatalia Escobosa Pineda y yo mismo, Leon Haupt, hemos desarrollado nuevas metodologías para crear una experiencia educativa inolvidable. Desarrollar el taller no fue el único reto a superar, encontrar una escuela interesada en nuestra propuesta fue también un gran logro. Gracias al tío de Júlia, pudimos establecer contacto con el Col·legi Jesús, Maria i Josep de Barcelona, que nos dio la oportunidad de probar nuestro taller de dos horas a tres grupos de estudiantes. La primera semana de Mayo de 2018, el grupo de Suatainability by Education, formado entonces por seis integrantes, visitó la escuela Jesús, Maria i Josep, impartiendo tres sesiones de dos horas sobre sostenibilidad ante unos 70 estudiantes.

¿Qué es la sostenibilidad?

El día comenzó con una ronda de introducción por parte de los estudiantes y del equipo de Sustainability by Education mismo, con el objetivo de conocernos entre todos. La reacción de los niños y niñas de la clase fue de sorpresa y curiosidad, ya que no es común que los visiten seis chicos jóvenes de diferentes rincones del mundo. Natalia rompió el silencio y abrió la ronda de introducción diciendo su nombre, que quería ser de mayor cuando ella era pequeña y una palabra que ella asociaba con la sostenibilidad. Los jóvenes estudiantes se mostraron entusiasmados de presentar y compartir lo que querían que fuera su futura profesión, pero les costó más responder sobre la última cuestión. Algunos de ellos asociaron sostenibilidad con el medio ambiente y llegaron a una definición bastante correcta, ¡mientras que otros no fueron capaces de pronunciar la palabra correctamente! Recogimos todas sus respuestas a la vez que construíamos un diagrama, clasificando los conceptos que los niños y niñas asociaban con sostenibilidad en los tres elementos que la constituyen: medio ambiente, sociedad y economía. A medida que aumentaban las respuestas, la idea se convirtió cada vez más clara para los jóvenes estudiantes: todo está mutuamente relacionado y la sostenibilidad es lo que crea el equilibrio entre los tres elementos.

¿Qué es la Capacidad de Carga de la tierra?

El equilibrio en el campo de la sostenibilidad requiere una mayor explicación, ya que se trata de un concepto abstracto y muy amplio. Por lo tanto, después de la ronda de introducción y la elaboración del diagrama de la sostenibilidad, la primera actividad interactiva con los niños y niñas se centró en el concepto de capacidad de carga. Para visualizar este fenómeno y hacerlo comprensible, un juego muy simple pero sorprendente enseñaría rápidamente de que estábamos hablando. En este juego, David y Sebastián representaban dos planetas Tierra con diferentes mentalidades, representadas mediante la ingesta de una rebanada de pan. Mientras que David representaba aquel sector de la población con un gran y despiadado consumo, intentado engullir toda la rebanada de pan de una sola vez; Sebastián representaba lo contrario, ingiriendo la rebanada de pan de manera más calmada. A los pocos segundos de comenzar la ingesta de pan, la Tierra consumista (David) se atragantaba debido al rápido consumo durante muy poco espacio de tiempo, mientras que Sebastián no tenía ese problema. El pan ilustraba la disponibilidad de recursos de la Tierra. Una vez la interpretación se dio por finalizada, Júlia preguntó a los jóvenes observadores cuál era su interpretación de los hechos, llegando todos a la misma conclusión: si creamos un impacto negativo en el medio ambiente durante un periodo de tiempo demasiado corto, la tierra no es capaz de soportarlo, excediendo su capacidad de carga, y por tanto no es capaz de regenerar los recursos utilizados al mismo ritmo con el que son consumidos. Por lo tanto, hay que ser más consciente de nuestro propio consumo, preguntándonos si necesitamos todo lo que queremos, ya que si nuestro ritmo de consumo sigue así acabaremos por agotar la capacidad de carga de la Tierra, disminuyendo el nivel de vida a nivel mundial.

¿Qué es la Tragedia de los Comunes?

¡Pero eso no es todo! Otro concepto fundamental en el campo de la sostenibilidad fue explicado: «La tragedia de los comunes» (ver The Tragedy of The Commons). Otra vez, esta nueva actividad comenzó con más preguntas que respuestas. Se dividió la clase en cinco grupos, que enviarían a cada ronda del juego dos representantes diferentes para recoger caramelos para su equipo. En medio de la clase se estiró una gran manta, donde se colocaron los caramelos. A cada una de las rondas, mientras uno de los dos representantes de cada grupo aguantaba la manta, el otro representante tenía 10 segundos para coger tantos caramelos como fuera posible. La primera ronda fue provechosa para todos los cinco equipos, recogiendo hasta 10 caramelos por grupo. En la segunda ronda, los nuevos representantes de cada equipo tuvieron que esforzarse más para recompensar a su equipo con caramelos, por el simple hecho de que había menos caramelos en la manta. Las rondas se fueron repitiendo hasta que todo el mundo hubo participado. Los caramelos obtenidos en cada ronda se iban apuntando, pudiendo observar como cada ronda la recaudación iba disminuyendo. Sebastián y Júlia dieron la oportunidad a los niños y niñas de sacar sus propias conclusiones: «¡el juego beneficia a los primeros que participan!», «¡No es justo!» Decían. Seguidamente, se preguntó a los niños y niñas que creían que significaba cada pareja que había participado en el juego y de que creían que se trataba este juego. Clink! Los diferentes equipos representaban diferentes países y continentes, y las rondas simbolizaban diferentes generaciones, mientras que los caramelos representaban los recursos limitados de la Tierra. Si todo el mundo actúa mirando únicamente sus propios beneficios atenta contra el bienestar social de las futuras generaciones. Al hacer esta conexión, los niños y niñas dedujeron correctamente que la sostenibilidad trata sobre equidad, acceso justo a los recursos para todos y, por supuesto, ¡compartir!

¿Qué es la Energía Limpia?

Después de unos cuantos conceptos abstractos, la energía como elemento clave para un futuro más sostenible era algo de lo que los alumnos tenían conocimiento. Sebastián explicó los diferentes recursos renovables y no renovables, y centrándose en la energía renovable, Esteban dio unas pinceladas sobre energía solar y eólica. Con la ayuda de un pequeño aerogenerador hecho a mano, los niños y niñas pudieron comprobar cómo, gracias al movimiento de las aspas, unas luces LED se encendían. Al ver esto, algunos alumnos escépticos supusieron que una pila debería estar alimentando en LED, pero Esteban les explicó que la energía provenía únicamente del pequeño motor eléctrico situado en el aerogenerador, actuando de forma similar a la dinamo de una bicicleta.

David tuvo el reto de hablar sobre la energía nuclear, y Júlia explicó el aprovechamiento de la biomasa y el porqué de la utilización de recursos no renovables. Finalmente, David concluyó explicando la importancia de la eficiencia energética como herramienta para combatir las emisiones de gases de efecto invernadero.

¿Por qué la energía renovables marca la diferencia?

Tras una densa clase magistral sobre recursos energéticos, un nuevo juego ayudó a los alumnos a procesar la nueva información recibida. Una vez más, se dividió a los niños y niñas de la clase en grupos. Se repartieron pelotas de ping-pong blancas y naranjas a cada grupo, que representaban a las energías renovables y a las energías convencionales (fósiles) respectivamente. Cada equipo tenía el mismo número de pelotas, pero la proporción entre pelotas blancas y naranjas era diferente para cada grupo, llegando al extremo de grupos sin pelotas naranjas. En cada ronda, los jóvenes estudiantes debían «consumir» dos unidades de energía, representadas por dos pelotas, pudiendo escoger entre renovables y no renovables. Una vez las niñas y niños habían hecho su elección, las pelotas naranjas consumidas (renovables) eran devueltas hacia el grupo de origen, con el fin de poderlas utilizarlas en las rondas siguientes. Esta primera ronda causó confusión, ya que los alumnos no esperaban recibir las pelotas naranjas que habían consumido. Una vez llegados a la última ronda, se contó la energía restante de cada uno de los grupos. Esta energía sobrante era la energía de la que dispondrían las futuras generaciones. El objetivo de este juego fue mostrar a los niños y las niñas que las energías renovables utilizan recursos inagotables, y que por más que se utilicen no significan un peligro para los usos que les puedan dar las futuras generaciones. El hecho de utilizar recursos no renovables dificultaba las posibilidades de satisfacer las necesidades de estas futuras generaciones. Esta actividad desafió con éxito los conocimientos de los jóvenes estudiantes en el contexto de las energías renovables.

La Conclusión

Los objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

Después de casi dos horas de actividad, la atención de los jóvenes estudiantes empezaba a decaer, era la hora de finalizar el taller. Enseñando los Sustainable Development Goals formulados por la Unión Europea, se enseñó a los niños y niñas como la energía suponía sólo 1 de 17 objetivos comunes, tales como la erradicación del hambre, el acceso al agua potable, la erradicación de la pobreza, el acceso a educación de calidad … haciéndoles entender que cada persona, independientemente de cual sea su posición, puede contribuir en un desarrollo sostenible.

¡Después del taller es antes del taller!

La interacción con los niños y las niñas fue increíble e inspiradora. Nos motivó a hacer un seguimiento de la experiencia y ampliarla a algo un poco más grande. Actualmente estamos trabajando en los comentarios que hemos recibido, tanto de los alumnos como de los profesores. Además, se está trabajando en el desarrollo de nuevas actividades que expliquen nuevos conceptos. La traducción del material también se está llevando a cabo de forma paralela. El material fue creado originariamente en inglés, y ya se ha traducido al español, pero está prevista su traducción a más idiomas. En cuanto a la difusión, el material, incluidas las instrucciones de los diferentes juegos llevados a cabo durante el taller, se subirá pronto a este espacio.

Gracias a todos los que han estado involucrados hasta ahora.

Traducido por Eloi Delgado Ferrer. Texto original de Leon Haupt.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *